Honras a San José

Valiosa expresión cultural y religiosa.

Honras a San José

Como cada año para esta época, en Lavalle se llevaron a cabo los festejos patronales en honor a San José Artesano, una de las tradicionales celebraciones religiosas del ámbito desértico del departamento.
Como es costumbre feligreses provenientes de distintos lugares de la provincia se dieron cita para participar de esta festividad en el pueblo San José, a unos 80 kilómetros al Norte de la villa cabecera de Lavalle, y que tiene como escenario central una centenaria capilla de adobes.
La actividad prevista, que se inició días atrás con el rezo de la novena, tuvo su instancia principal, en la acostumbrada procesión en honor al patrono, que recorrió el arenoso sendero que une la capilla con el antiguo cementerio ubicado en las cercanías del cauce del río Mendoza. Abriendo la marcha se ubicaron las imágenes de San José y Nuestra Señora del Tránsito, a lo que siguió la columna de fieles.
Los principales actos religiosos fueron presididos por el padre Maximiliano Goytia; integrantes de la comisión de la capilla y el Delegado de Zonas no Irrigadas, Gustavo Villegas, entre otras autoridades. 
Como ya es costumbre el espectáculo artístico estuvo a cargo de la escuela primaria del lugar, Pablo Pizzurno. En una colorida puesta en escena que representó la leyenda del viento Zonda, tuvieron participación los niños, docentes, ex alumnos y padres dela institución, dando brillo y color a una noche templada que fue el marco para el festejo popular en el corazón del secano.
El espectáculo continúo en el anfiteatro natural con la actuación de conjuntos folklóricos locales: Las Voces de San José y Las Voces de Jocolí, además de la teatralización de un cuadro de danza y canto tradicional.
También estuvieron presentes en esta fiesta religiosa el Intendente Municipal, Roberto Righi y los directores de Cultura y Turismo, Carlos Acosta, de Delegaciones Municipales, Osvaldo Sarmiento, de Desarrollo Económico, Juan Jaime y de Desarrollo Humano, Edgardo Gonzales.
La programación también incluyó la celebración de bautismo y confirmaciones.
Y como es habitual en este tipo de festejos, tampoco faltaron los clásicos “bodegones” dedicados a la venta de comidas típicas, donde también se pudo disfrutar de la música y la danza folclórica.