Abriendo espacios para el bienestar comunitario

Un encuentro para aprender a cuidar-se.

Abriendo espacios para el bienestar comunitario

En Lavalle se llevó a cabo el encuentro para el Bien Estar, un momento propiciado para fortalecerse con innovadoras estrategias en la pedagogía del buen trato y el autocuidado. Así, bajo el lema “Cuidar al que cuida” se reunieron un centenar de personas, entre ellos docentes, profesionales de la salud, madres, padres que hicieron una pausa en sus actividades cotidianas para compartir con otros, alegrías, tristezas y emociones de la propia tarea diaria y llevarse consigo experiencias  para renovar su estilo de vida.

El objetivo de esta innovadora propuesta integral fue generar un espacio para conocer nuevas herramientas que permitan, a través del juego, fortalecer vínculos enriquecedores para el desarrollo saludable del niño. Además se dieron a conocer diversas técnicas para que el adulto responsable del cuidado de otro pueda conectar con las emociones, el disfrute y el encuentro consigo mismo y los otros.

La actividad, que estuvo organizada por la dirección de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos de la comuna, contó con la intervención de la reconocida titiritera y docente de nivel inicial, Elena Santa Cruz, el grupo de titiriteros Trashumantes de la Historia y profesionales del departamento dedicados al cuidado de la salud física, mental, emocional. La coordinación del encuentro la realizó la asociación Magma, que trabajó en cada detalle para que los participantes y talleristas pudieran disfrutar cada momento del día.

Ana Menconi, directora de Educación y Familia, abrió el encuentro y destacó la necesidad de generar este tipo de actividades “que nos permiten reflexionar sobre la importancia del buentrato”.Además comentó que, en el marco del día de los Jardines de Infantes, se obsequiaron, a los jardines maternales del municipio, bolsos con elementos para acariciar los vínculos, salvavidas para las emociones con las que las docentes conviven diariamente.

Al respecto, Elena Santa Cruz destacó la disposición y apertura emocional con la que los lavallinos asistieron al encuentro y expresó: “es muy importante destacar que se aprende cuando hay un vínculo amoroso que sostiene ese aprendizaje”.

En los talleres se brindaron estrategias para trabajar en la pedagogía del buen trato con la preparación de espacios lúdicos con títeres, el teatro de papel para contar cuentos, la construcción de pequeños universos portátiles, mantas para el abrazo y barriletes, como herramientas de escucha y atención en espacios emotivos. Todos recursos ofrecidos  para cuidar, contener y rescatar a quien lo necesite.

Entre las herramientas brindadas para el autocuidado personal, los participantes pudieron conocer  disciplinas como la gimnasia hipopresiva, el reconocimiento de la inteligencia de los estados de ánimo, la pausa saludable y el yoga para el autocuidado de la salud física y emocional.

Durante la jornada, se hizo mención a la necesidad de continuar trabajando por generar estos espacios de encuentro que abren a la reflexión personal y social del modo de vida y trabajo, comprendiendo que se puede construir con otros una comunidad más saludable.

En el cierre de la actividad, se remontaron barriletes hechos durante las charlas, se compartieron alimentos saludables y se realizó un baile al ritmo de murga para dejar abierta la convocatoria a próximos encuentros de este tipo.

También hubo agradecimientos especiales a los talleristas locales: Laura Preziosa, Flavia Marlia, Andrea Cipolletta, Laura José Luis y Milexa Peña Escobar de Carbajal.