Experiencia sustentable en Lavalle

Experiencia sustentable en Lavalle

Construcciones en armonía con la naturaleza.

Se inauguró un módulo habitacional circular en el Jardín Maternal y Centro de Actividades Educativas  "Corazón Contento", en  el barrio Virgen de Andacollo, de Tres de Mayo, una experiencia piloto para promover la construcción en tierra cruda con quincha mejorada. 

Este  prototipo de unidad habitacional en quincha, a partir de la estructura de yurta,  se utiliza como un espacio de recreación literaria para los niños de ese centro educativo. La  iniciativa innovadora surge desde la Dirección de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos del municipio lavallino,  ante la necesidad de dar una respuesta real a mujeres y jóvenes que, ante diversas circunstancias, necesitan construirse un espacio habitacional.  

Durante el acto de cierre de actividades educativas del CAE y del jardín maternal se presentó a la comunidad este nuevo espacio. Participaron de la jornada la directora de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humano, Ana Menconi, el delegado municipal de Tres de Mayo, Sergio Rivera, la directora del CAE, Verónica Funes. las familias y el gran grupo humano que participó en esta construcción colectiva, aportando saberes y miradas, fortaleciendo vínculos de contención y refugio.

Durante este año la municipalidad coordinó un taller para el armado de estas estructuras en el que participan personas de todas las edades, referentes del área de Vivienda municipal y profesionales de  arquitectura, de la construcción y de las áreas sociales y la salud mental.

La capacitación, fue dictada por Osvaldo Lendaro, mendocino autodidacta  del tejido en caña y la arquitecta Adriana Saua, referente de la construcción en tierra cruda.

La construcción requiere de tecnología básica, con herramientas de mano, de fácil manipulación y los materiales son elementos naturales que se encuentran en la zona, como la caña para la estructura y la paja y el barro para el revestimiento. La cubierta del techo se realiza con envases PET reciclados y el módulo es fijado en una base de cemento para aislar el piso de posibles efectos de humedad y salinidad  propios del suelo.

Compartir