Nuevos espacio para habilitar el juego

Nuevos espacio para habilitar el juego

El CIC de Costa de Araujo habilitó en su patio interno una espacio lúdico articulado con el Centro de Salud Mental Infanto Juvenil nº 6. Es una plaza propuesta como un lugar de encuentro con el juego libre y actividades culturales y recreativas.

La iniciativa nació del centro de salud mental que proyectó en este espacio de espera: una plaza, pensada como sitio público del que todos pueden apropiarse y donde se generan vínculos y lazos comunitarios.

En la realización de la obra participaron distintas organizaciones, como el propio centro de salud mental, la Dirección de Educación y Familia, a través del CIC y el invaluable aporte de la empresa Cimalco, que donó el mobiliario, compuesto por mesas, bancos, juegos, materiales para el piso, los recipientes para las plantas, bebederos y cestos. La municipalidad aportó materiales y mano de obra para lograr el acondicionamiento de este patio interno, donde conviven diversas actividades de las instituciones que alberga este centro comunitario, entre ellas un jardín maternal y el Centro de Actividades Educativas.

Durante la habilitación del colorido espacio el Centro de Salud Mental Infanto Juvenil celebró los diez años de su creación.

Estuvieron presentes, Ana Menconi; la coordinadora de los Centros Infanto Juveniles en Salud Mental, Analía Gallegos, en representación de Cimalco, Ema Zuccardi; el coordinador del centro de salud mental N° 6, Gastón Cottino, el coordinador del CIC, Diego Garro, la directora del CAE y Jardín Maternal, Carina Salem, los equipos de trabajo de las instituciones que habitan en este lugar y las familias que asisten a este centros.

Tal como expresaron los actores que intervinieron, esta plaza es una acción planteada para la promoción de la salud mental de la niñez y adolescencia, ofreciéndoles un espacio para la interacción, para desplegar la expresión y creatividad, acompañando al sujeto a expresar sus emociones y sentimientos.

Este encuentro fue una verdadera fiesta amenizada con por la orquesta infantil de la escuela Virginia Correa, Los Super Sónicos de Lavalle, que deleitaron a los presentes con sus interpretaciones.

Además, desde los talleres que se dictan en este centro comunitario, las mujeres prepararon un delicioso ágape para compartir durante la jornada.

Compartir